Las campanas industriales de LED son una de las opciones más inteligentes si estamos buscando formas de iluminar grandes estancias como naves industriales, almacenes o para cualquier industria en general. Ofrecen un rendimiento lumínico espectacular teniendo, al mismo tiempo, una vida útil mucho más larga que las campanas industriales tradicionales.

En este post hablaremos sobre las campanas industriales LED: qué son, qué ventajas ofrecen frente a otros tipos de iluminación y cómo nos pueden ayudar a ahorrar exponencialmente en nuestro consumo de la luz. Si estáis buscando campanas para equipar vuestro negocio, os recomendamos que visitéis una tienda especializada en campanas led renovables.

¿Qué son las campanas industriales LED?

Este tipo de campanas LED creadas especialmente para industrias no tienen competencia. Actualmente, son la opción más rentable para los dueños de las industrias ya que ofrecen una potencia lumínica muy grande y disminuyen notablemente el consumo eléctrico, y por tanto, la factura de la luz.

Estas campanas industriales LED están pensadas para iluminar grandes estancias: concesionarios, supermercados, centros comerciales, talleres, parkings, restaurantes… Funcionan a las perfección en este tipo de lugares ya que ofrecen, con pocas campanas, muchísima iluminación, ahorrando además hasta la mitad del consumo del negocio.

Ventajas de estas campanas

Las campanas industriales LED tienen infinitas ventajas. Ofrecen a quien las compra fiabilidad, larga duración y una capacidad lumínica que pocas campanas industriales pueden ofrecer.

La principal ventaja que se observa en los negocios que han adquirido ya este tipo de campanas industriales es que pueden llegar a ahorrar hasta un 50% de su consumo eléctrico. Por si esto fuera poco, como todas las luces LED, este tipo de campanas cuentan con una vida útil que podría oscilar entre los 50 y los 80, una auténtica barbaridad, impensable hace algunas décadas.

Otra de las grandes ventajas de estas campanas industriales LED es que están fabricadas con materiales que no resultan contaminantes para el medioambiente, se pueden reciclar y no necesitan ningún tratamiento químico especial una vez que dejan de funcionar. Además, debido a los materiales con los que están fabricadas, la campanas industriales LED tampoco emiten calor, ya que prácticamente toda la energía que producen la convierten directamente en luz.

Otra cuestión muy importante, sobre todo si hablamos de iluminar una estancia donde una serie de trabajadores van a desarrollar su trabajo todos los días es que las luces LED no emiten ningún tipo de rayo UV o IR, por lo que resultan inocuas y nada perjudiciales para los trabajadores.

Por último, una ventaja que posiciona a las campanas LED por encima de otro tipo de campanas como pueden ser las de bajo consumo, es que tienen encendido instantáneo, es decir, desde el segundo 1 en que se encienden dan el 100% de su potencia lumínica.