Actualmente, encontramos muchas aplicaciones y páginas webs que nos ayudan a encontrar aquellos productos que buscamos más baratos porque antes han pasado por otro propietario que ahora mismo ha decidido darle mejor vida. También, estos métodos nos pueden hacer ingresar un dinero extra al darle salida a aquellas cosas que ya no vamos a utilizar… pero quizá alguien sí. Tal vez tengamos en nuestra casa infinidad de objetos a los que no prestamos prácticamente atención y que a otro le podría ser de gran utilidad.

Pero no solo mediante Internet encontramos esta forma de compra-venta, sino que las tiendas físicas están abriéndose camino cada vez con más fuerza. Esto ha supuesto una filosofía de vida donde se potencia el reciclaje y que lleva ocurriendo varias décadas atrás, pero esta vez de manera reformada. Si echamos la vista hacia los años anteriores, los mercadillos de barrio o esos que se encontraban en las afueras, nos ofrecían muebles o instrumentos que habían ya sido utilizados a un precio menor donde tú podías decidir si querías utilizarlos de la manera que nos los vendían o reformarlos. Actualmente, esta ideología se ha incorporado también a la moda, a decoración y, sobre todo, a tecnología.  Igual que ocurre con ésta donde va reinventándose y adaptándose a las nuevas formas de consumo, el mercado de segunda mano se ha abierto a un sector en el que no solo valora la importancia de poseer, sino las experiencias que podemos vivir a través de lo que compramos.

Existen varios sectores que nos resultan interesantes tener en cuenta a la hora de comprar y, pensar si nos compensa optar por esta opción o nuevos:

Bicicletas, coches y motos: ya que esta variedad suelen ser muy costosas adquirirlas nuevas de una tienda, tenemos la posibilidad de comprarla a un particular. Podemos ahorrarnos una gran cantidad de dinero. Pero, al ser elementos de transporte, siempre ten en cuenta que la seguridad es lo primero. Asegúrate que están en buen estado y que cumplen todos los requisitos para que tú puedas circular.

Libros: los amantes de la lectura pueden encontrar aquí una buena oportunidad tanto para comprar como para vender. Son una de las demandas más importantes.

Videojuegos, películas y música: quién no ha recorrido un mercadillo y ha encontrado un vinilo que estaba buscando o esa auténtica joya que merece ser guardada para la colección… pero, entre todo esto, también se incluyen los videojuegos, un elemento clave para las ventas de tiendas de segunda mano donde supone más del 50% de sus ingresos. En ellas, podemos encontrarlos mucho más baratos e incluso algunos que ya no están en tiendas normalizadas.

Electrónica: es una opción a tener en cuenta, aunque los establecimientos cada vez apuestan más por precios competentes en este ámbito donde podemos encontrar, por ejemplo, televisores en oferta y ser nosotros quien estrenemos el producto.

Las posibilidades son infinitas y, tener este gran escaparate es positivo para nosotros, ya que contamos con muchas opciones de decidir de qué manera queremos comprar.